); ga('send', 'pageview');

La fiebre del campo devuelve la vida a Berzosa

Paseando por Berzosa de Lozoya lo primero que llama la atención es el silencio de sus calles. Un silencio que muchos ya casi hemos olvidado y que en los tiempos que corren se valora cada vez más. Este pueblo, que cuenta tan solo con ochenta habitantes habituales y 240 censados tiene el encanto de haber permanecido petrificado en el tiempo desde hace más de cincuenta años.

A día de hoy, Berzosa de Lozoya es un ejemplo de cómo aún es posible el Turismo Rural no masificado en la Comunidad de Madrid. Sin embargo, durante el último año este municipio situado en la falda de los Cerros de la Mujer Muerta, a 40 minutos de La Cabrera, ha vivido un crecimiento considerable de su popularidad, que poco a poco va viéndose reflejado en un aumento de su población y por lo tanto en la mejora de su economía.

Desde que terminó la primera ola de la pandemia se han vendido “tres casas, tres apartamentos, parcelas con sus casas y las 11 casas rurales están a tope todas” asegura Jose Luis López, concejal de varias áreas del Ayuntamiento de Berzosa del Lozoya. “Hay gente que no hace más que preguntarnos constantemente porque quieren alquilar para vivir aquí”, continúa.

Desde hace apenas un año, la pandemia ha provocado un gran cambio en nuestro estilo de vida, lo que ha hecho valorar más la importancia de contar con un lugar en el que respirar aire puro y disfrutar de la tranquilidad que se vive en un pueblo. Berzosa está empezando a ver los beneficios de esta “fiebre del campo”: en julio abrieron el primer supermercado de este pueblo, han abierto un bar nuevo que atrae moteros todas las semanas y el único taller del municipio no da abasto, como asegura López “se ha notado que no paran, vienen todos los coches de la zona y el otro día tenía más de diez vehículos en la puerta del taller”.

A día de hoy, poco a poco, los turistas rurales van conociendo los pueblos de la llamada “sierra pobre” de Madrid, menos masificados que en la zona Noroeste de la Comunidad, y los resultados ya pueden verse en Berzosa de Lozoya. Sin embargo, López tiene la esperanza de que algunos de esos turistas rurales que visitan cada semana el municipio decidan instalarse, ya que solamente de esa forma podrán abrir la escuela infantil que hasta el momento permanece vacía.

 

Autor: Maite Díaz Torres

Compartir Esta Entrada En
468 ad

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gestoría asesoría en leganes grupo em gestión Inmobiliarias en leganés grupo em Gestoría de vehículos en leganes. Transferencias de Vehículos Empresas de Construcción y Reformas Quórum 2000 Construcción Empresas de Mantenimiento y Limpiezas en Madrid CB Villa de Leganés LGN Ocio LGN Radio Qdr Comunicación Lega Integra QDR Comunicacion QDR Comunicacion